“De cómo llegué hasta aquí…”

Aquí os dejo los agradecimientos de mi Tesis Doctoral, donde narro el camino que he andado hasta llegar a este punto.

A todos los que habéis formado parte de ese camino, de una u otra manera, gracias de nuevo.

De cómo llegué hasta aquí. Agradecimientos

Un abrazo.

Anuncios

Uno de mis libros preferidos

Nada de Carmen Laforet es, sin lugar a dudas, uno de mis libros favoritos. Una novela que me sigue sorprendiendo, que dice mucho en silencio, que muestra cómo la esperanza y la ilusión se topan muchas veces con la (des)esperanza y la (des)ilusión… Pero siempre hay una puerta que se abre, una escalera que se baja para comenzar una nueva etapa, un nuevo capítulo, una nueva historia.

Compré Nada en el FNAC de Callao, aprovechando un viaje fugaz a Madrid (por aquel entonces aún vivía en Málaga), un 29 de febrero de 2004, el mismo día que murió su autora, pero antes de conocer la noticia. Interpreté aquella casualidad como una señal (cosa que suelo hacer muy a menudo) y en esta ocasión no me equivoqué. Algunos años más tarde vendría a vivir a Madrid gracias a una beca de investigación del CSIC, para hacer una tesis doctoral dedicada a los premios literarios en España. El período que abarca mi trabajo arranca en el año 1944 -a propósito del primer Premio Nadal, que obtuvo Laforet por esta novela- y acaba en 2004. ¿Casualidades? Puede ser…

En esta novela confluyen muchas cosas que me apasionan: la historia cultural de la posguerra española, la narrativa contemporánea, los estudios de género, la mirada femenina de su autora, Barcelona, la Calle Aribau, la lectura…

Podría hablar durante horas de la novela y de su autora, pero lo dejo aquí… Prefiero que re-descubráis la prosa desnuda de Laforet, sus sueños frustrados y, sobre todo, la fe en la posibilidad de comenzar de nuevo…