Libros (ficción) que han marcado mi 2015

Cada final de año asistimos a una suerte de fiebre por las listas de todo tipo, quizá, en un afán de hacer (re)cuento de cómo ha ido el año, qué hemos hecho, qué ha sido lo mejor y lo peor, en definitiva, de contabilizar, de alguna manera, nuestros sentimientos, emociones, estados de ánimo…, con el fin de dar un cariz cuantitativo a cuestiones del alma.

book-2869_960_720

Son famosas -y numerosas- las listas de libros: los más leídos, los más vendidos, los más premiados, los más polémicos, ficción, no ficción, infantil, juvenil, cómic…, las clasificaciones serían interminables. La única variable fija en todas estas listas es que se trata de libros publicados en 2015. Con la cantidad de libros que se publican en España al año -según el Observatorio del Libro y la Lectura, diariamente se registran 250 nuevos títulos-, cualquier libro que no se haya publicado en el año que acaba se trata de algo pasado de moda, olvidado. No sé a vosotros, pero a mí no me da tiempo a leer al ritmo en el que se producen los libros en el sector editorial. Además, creo firmemente que cada libro llega -y a veces vuelve- en un determinado momento de nuestra vida, en el momento oportuno, justo y exacto, porque… ¿Para qué sirve la literatura si no es para dar respuesta a las preguntas de nuestra vida? Los libros son nuestros interlocutores y cada libro establece un diálogo con el lector en el momento justo, cuando ha de producirse. Por eso yo quiero hacer mi lista basándome en los libros que me han aportado algo en este 2015, ya sean títulos publicados este año o en año anteriores.

book-897834_960_720

En esta ocasión voy a elegir once títulos de ficción -porque para mí el 11 es un número mágico- y en otro post seleccionaré otros once de no-ficción, porque la realidad y la ficción son dos caras de la misma moneda, inseparables y necesarias. Así pues, de todos los libros de ficción que he leído este año los once que me han marcado, de una manera u otra, y que os recomiendo son:

  1. Los besos en el pan de Almudena Grandes (Tusquets Editores). No podía comenzar la lista por otro libro que no fuera el de mi admirada y querida Almudena. Nada más ver la portada, los ojos de esa niña, que mira más allá de un cristal y de la lluvia, supe que esta nueva novela de Almudena me cautivaría. Le debo una reseña y espero escribirla muy pronto. Para aquellos que sufrimos las consecuencias de la crisis pero seguimos teniendo esperanza.
  2. Amarga Luz de Marga Clark (Editorial Funambulista). Descubrí la historia de Marga Gil Roësset a través de la prensa, cuando se publicó el diario que la escultora dejó al poeta Juan Ramón Jiménez la mañana del día en que había decidido suicidarse. La historia de esta mujer de vanguardia, desconocida por mí hasta ahora atrajo poderosamente mi atención. Durante la Feria del Libro de Málaga conocí a su sobrina, Marga Clark, con quien he establecido una bonita amistad. Ella es la autora de este libro, Amarga Luz, a caballo entre la ficción y la realidad, sutil, poético e imprescindible para conocer la historia novelada de esta artista. Para los que les interese completar la historia, casi siempre incompleta.
  3. Daniela Astor y la caja negra de Marta Sanz (Anagrama). Ha sido otro de los grandes hallazgos del año. Descubrir la narrativa de Marta Sanz es como entrar en un mundo nuevo donde las palabras bailan a otro ritmo. Esta novela es una crónica sentimental y secuencial de la transición democrática, sorprendente, que no te deja indiferente. Marta ha ganado este año el prestigioso Premio Herralde de Novela con Farándula (Anagrama), que me han dicho que es lo mejor que ha escrito hasta el momento. Para los que tengan ganas de vivir nuevas experiencias narrativas.
  4. La habitación oscura de Isaac Rosa (Seix Barral). Ya había descubierto a este gigante de la narrativa con otras novelas anteriores como El país del miedo (Seix Barral). En La habitación oscura, Isaac Rosa aborda nuestra realidad más inmediata -la crisis económica y sus consecuencias- desde la ficción, de forma metafórica y magistral. Para los que sean capaces de atreverse a (sobre)vivir en la oscuridad.
  5. Democracia de Pablo Gutiérrez (Seix Barral). En esta novela Pablo Gutiérrez reflexiona sobre el significado que tiene en el momento actual la palabra ‘democracia’. Describe, desde la ficción, las consecuencias que sobre la colectividad ha tenido la caída de Lehman Brothers, y cómo, a partir de ese momento, la economía ha entrado y desestabilizado todos los órdenes de la vida. Para los que luchan cada día por una sociedad mejor.
  6. Demonios familiares de Ana María Matute (Destino). Muchos conocéis mi pasión por la narrativa de posguerra y mi debilidad por las escritoras de esta época. Para los amantes de la narrativa de la gran Matute, su última novela inacabada.
  7. El proyecto esposa de Graeme Simsion (Salamandra). Lo leí durante el verano y es de esas lecturas frescas, ágiles, que te hacen reír y sonreír todo el tiempo. Me lo recomendó un alto directivo de un gran grupo editorial. Para los que quieran pasar un buen rato.
  8. Amor en juego de Elena Ferrándiz (Thule Ediciones). Mi amor a esta editorial es algo declarado públicamente. Me encantan sus libros ilustrados y éste lo compré durante la pasada Feria del Libro de Madrid. Para aquellos que sean capaces de (ex)poner su amor sobre el tablero.
  9. Agujetas en las alas y 88 razones para seguir volando de Dani Rovira (Aguilar). Porque la  pasión y la humanidad que pone Dani Rovira en todo lo que hace se nota. 88 pequeñas historias que no te dejaran indiferente. Para aquellos a los que no les detiene nada ni nadie.
  10. Farewell de Rafa Yáñez (Adeshoras). Y dejo la poesía para el final, este libro es una apuesta personal porque creo que la poesía nos enseña a descifrar la vida, nos conecta con algo que va más allá de las apariencias. Contiene un magnífico prólogo del gran poeta Luis García Montero. Para aprender a leer el silencio.
  11. Imaginemas de Pablo Bonet Ayllón (poeta) y Carlos Bolívar Girón (fotógrafo) (Adeshoras). Una perfecta fusión entre la palabra y la imagen, para contar lo cotidiano a través del arte. Para aquellos que saben mirar más allá.

No están todos los que son, ni son todos los que están, pero son los que han marcado mi 2015.  Algunas de las páginas que me han acompañado durante el camino recorrido en estos 365 días, que me han dejado huella por diferentes motivos. Espero que os gusten.

Os deseo un 2016 repleto de felices y reveladoras lecturas.

book-863418_960_720

Anuncios